Guillermo del Toro nos ha hecho sentir más orgullosos que los tacos de pastor. No por nada tiene el cariño y respeto de los mexicanos, y recolectamos los momentos en los que realmente hemos querido darle un abrazo.

No solo es uno de los mejores directores contemporáneos, pues su estilo es ya un referente en el cine, sino que tiene la nobleza y bondad que tanta falta le hacen a muchos.

Se ofreció a pagar los vuelos de los niños que representarían a México en las Olimpiadas Matemáticas

Pagó el hotel de la selección de Hockey sobre pasto

En realidad tiene un gran corazón, pagó también la biopsia de una joven

Entiende lo que implica ser mexicano… y es algo que lleva a todos lados

“Nadie ama la vida más que nosotros, porque estamos conscientes de la muerte. Apreciamos la vida porque vivimos con la muerte”

Apoya e inspira a la juventud

Cuando ganó el Óscar a Mejor Película y Mejor Director hizo una crítica al muro del Trump y al odio

Siempre ha puesto en alto a México

“Quiero que sepan que soy mexicano y que soy inmigrante”

Estas son solo algunas de las situaciones en las que nos enseñó a ser buenas personas y orgullosos mexicanos, porque la lista es extensa…

¿Recuerdas otro momento?