Septiembre marca el fin de la temporada de verano, una de las predilectas para admirar el universo y estos son los eventos que podrás admirar, como la lluvia de estrellas gemínidas.

De primera mano, nos ofrece una oportunidad única para prepararnos para las lluvias de meteoros más importantes, como las Leónidas y las Gemínidas.

Se le conoce como Épsilon Perseidas -debido a la constelación de Perseo- y ocurrirá la madrugada del 09 de septiembre.

Aunque sólo se podrán observar cinco meteoros ahora, es una gran oportunidad para identificar lugares donde la observación sea adecuada.

Tania Martínez, astrónoma del Planetario de Cancún, recomienda un sitio alejado de las luces de la ciudad, como la ruta de los cenotes, recostarse boca arriba y mirar el punto más alto del cielo, el cénit.

Un vistazo de la Vía Láctea

De la misma forma, en septiembre puedes admirar un pedazo de la Vía Láctea en el cielo, una pequeña nube en forma de línea delgada.

Debido a que el tamaño de la galaxia es enorme, lo puedes observar a simple vista, sin el uso de binoculares o telescopio.

Te puede interesar: La tormenta solar que podría frustrar la Misión Artemisa a la Luna

Tienes que estar lejos de alguna fuente de luz, es decir de la ciudad ¿pero cómo podemos ver la Vía Láctea si vivimos en ella?

“Es porque nuestra galaxia es muy grande y está en forma de espiral, entonces desde un bracito podemos ver hacía el centro de ella en verano, mientras que en invierno vemos otra parte menos densa”, dijo.

Conjunción entre la Luna, Venus y Mercurio

La tarde del 9 de septiembre podrás admirar a simple vista el siguiente evento, una conjunción entre la Luna, Venus y Mercurio.

El satélite y los dos planetas estarán agrupados y serán visibles justo después de caer la tarde.

Lo único que tienes que hacer es levantar la vista hacía el oeste, el primer punto brillante por debajo de la Luna será Mercurio y a su lado Venus.

Este mes también va a ser la máxima elongación oeste de Mercurio, momento en que se ubica en los más alto del cielo y será el día 13.

Oposición de Neptuno

Siguiendo con los planetas, Neptuno no se podía quedar atrás y se unirá a los eventos astronómicos, el 14 de septiembre.

A él lo vamos a poder observar justo cuando se oculta el Sol, de su lado contrario (hacía el este) vas a observar que aparece este planeta.

De acuerdo con la especialista, este será el mejor momento para poder admirarlo a través del telescopio, debido a que su posición está alineada con la Tierra.

La Luna, Júpiter y Saturno

Para celebrar la independencia de México (el 16 de septiembre) el universo nos permitirá ver la conjunción de la Luna, Júpiter y Saturno.

Esta será visible también durante los días siguientes, pero comenzará a apreciarse en esta fecha.

Debido a que la Luna se mueve muy rápido, primero se va a ver cerca de Júpiter y luego irá avanzando hasta alcanzar a Saturno.

Equinoccio de otoño

Llegamos al evento cumbre del mes y de la temporada, el Equinoccio, momento que marca el fin del verano y el inicio del otoño.

Este tendrá lugar el 22 de septiembre, aunque no es algo que podamos observar, es la fecha en el que el día y la noche duran casi lo mismo.

“Esto es por la posición del planeta Tierra respecto al Sol. Podemos apreciar algunos efectos del Sol que ocurren ese día, por ejemplo las sombras que se proyectan en la pirámide de Chichen Itzá, que también ocurren unos días antes”, dijo.

Sin embargo, la astrónoma recordó que el equinoccio se refiere al cambio de estación, y no el juego de luces que ocurre en ciertos sitios arqueológicos.

Sigue leyendo: Científicos de la UNAM hallan estrellas que viven poco tiempo