¿A quién más la pandemia le arruinó sus vacaciones? ¿Quiénes son los valientes que ya se están aventurando a salir?

Si bien, con la nueva normalidad y el regreso paulatino de diferentes sectores, se está volviendo tentador para muchas personas que ya no aguantan estar encerrados en casa o para quienes ya se aburrieron de ver las caras a las mismas personas y sólo necesitan “amor, compresión y ternuraaaa […] y no estar encerrado”.

Si ya tienes planeadas tus próximas vacaciones y hasta cuentas con la reserva en el hotel, déjanos decirte que nada será como antes (al menos por ahora).

El personal

Al llegar no sabrás si llegaste a un hotel a disfrutar de una linda playa o al hospital por una cirugía que no sabías que necesitabas.

El personal utilizará en todo momento guantes, cubrebocas y caretas para evitar contagios.

¡Tranquilo! No están matando tus neuronas, sólo toman tu temperatura

Frecuentemente sentirás que alguien está apuntando a tu frente, nuca o brazos, pero tranquilo todo se trata de un termómetro infrarrojo.

La toma de temperatura se realizará regularmente y todas las zonas del complejo. Esto para asegurar la salud de las personas.

¡Cuidado! no te vayas a confundir con la mayonesa

Los dispensadores de gel, que muchas veces se parecen a los botes de mayonesa o café, los verás por todas partes. Ten mucho cuidado y úsalos cuanto sea necesario.

Recuerda lavarte las manos cada vez que toques una superficie o un objeto de uso común.

Adiós buffets

No podrás andar en el restaurante agarrando cuanta comida desees.

Debido a las aglomeraciones que normalmente se forman en estos lugares y el alto contacto con los utensilios y alimentos, serán eliminados.

De lejitos

No podrás tener contacto con las personas que no sean de tu familia.

Para evitar contagios, el hotel hará todo lo posible para que entre familias tengan el menor contacto posible.

Si bien los hoteles lo menos que quieren es hacerte sentir observado u hostigado, estarán pendientes de ti, de tu salud y todas las personas para que tu estancia sea la más placentera.

¿Cuál es tu destino post-covid?