José María Morelos.- Esteban Quijano Cimé, líder natural maya del municipio morelense, manifestó la imperante necesidad de participación de la sociedad crucial para frenar la diseminación del SARS COV-2, pues mientras no exista una vacuna o una cura, cualquiera puede contraer la enfermedad.

El líder declaró que una parte considerable de la población maya se ha mantenido reacia a apegarse a los protocolos de prevención del COVID-19 y en parte esto ha provocado que el número de casos aumente exponencialmente.

“No podemos esperar que todo lo haga el gobierno, y no estoy tratando de defender al gobierno, sino que estoy siendo realista, ni yo puedo hacer todo, ni el gobierno puede hacer todo, tenemos que colaborar”, expresó.

El líder opinó que en tanto no exista una vacuna contra la enfermedad, la comunidad maya tiene que aprender a convivir con el virus y la mejor manera es cuidarse acatando las recomendaciones de las autoridades, sobre todo, quedarse en casa.