A sólo un año de asumir el cargo, Laura Beristáin Navarrete ha incrementado las deudas del municipio de Solidaridad, alcanzado los 468.7 millones de pesos; proveedores locales y contratistas de obra pública  llevan meses esperando su pago.

De acuerdo al más reciente informe financiero con corte al 30 de septiembre, la mayor parte corresponde a la deuda heredada de administraciones anteriores, sin embargo, más de 415 millones de pesos corresponde a cuentas por pagar a corto plazo. 

En esa lista también figuran trabajadores del municipio, con 51.1 millones de pesos en retenciones y contribuciones pendientes de pagar y empresas que sí mantienen beneficios ante el municipio.