De acuerdo con una investigación realizada por dos doctores chinos: Chuanhua Yu, de la Universidad de Wuhan, y el doctor Xiong Chen, de la Universidad Médica de Wenzhou; el dormir poco o demasiado en las personas con diabetes tipo 2 (DT2) aumenta su riesgo de mortalidad.

Los autores de este estudio utilizaron cifras de 273 mil adultos, incluidos 248,817 sin diabetes y 24,212 con DT2 que participaron en la Encuesta Nacional de Entrevistas de Salud de Estados Unidos entre 2004 a 2013, y vincularon datos de mortalidad hasta finales de 2015.

El riesgo puede elevarse hasta un 63% en diabéticos, ya que requieren más descanso o reposo en cama a largo plazo.

También agregan que la duración extrema del sueño puede ser un reflejo de un peor estado de salud y un funcionamiento reducido.