Las cantidades de recursos naturales que se utilizan para elaborar la ropa que llevas puesta son enormes, imagina que necesitarías 13 años para beber todo el agua que se necesita para fabricar tus jeans y tu camiseta favorita.