El club de playa Mandarino Beach actualmente anuncia sus servicios por medio de redes sociales sin contar con los permisos federales en materia de impacto ambiental. La Semarnat anteriormente había rechazado el proyecto para permitir su edificación, pero gran sorpresa que se llevaron las autoridades al darse cuenta de que dicho inmueble ya había sido construido desde el pasado mes de julio, por lo que la Profepa aplicó la clausura correspondiente.

La directora de Medio Ambiente y Cambio Climático, Laura Argüello, informó que no pueden hacer mucho al respecto por ser un tema que compete a la federación.

Cabe resaltar, que ambientalistas señalaron que una de las importantes afectaciones fue la construcción de una alberca en una zona que ha sufrido socavones y periodos de erosión.