El pintor Rafael Coronel Arroyo falleció a los 87 años de edad en la Ciudad de México, uno de los grandes impulsores de una nueva pintura figurativa en la segunda mitad del siglo XX.

En 1990 creó en su ciudad natal, Zacatecas, el “Museo Rafael Coronel” que alberga obras y objetos de su colección, en su mayoría máscaras mexicanas.

Su trayectoria de 70 años en el arte, comenzó en los años 50 y recibió importantes condecoraciones y reconocimientos por su labor creativa a nivel internacional, como en Brasil, Milán, Bélgica, Nueva York, Palacio de Bellas Artes y el Museo de Arte Moderno en México.