Kantunilkin.- Con una producción de nueve hectáreas, ejidatarios de Kantunilkin se disponen a la comercialización de papaya maradol en diversos estados de la República Mexicana, esperando que el kilo de la fruta supere los cinco pesos ya que en esta época es común que el producto escasee.

Por cada hectárea, los productores estiman cosechar hasta 120 toneladas de papaya maradol, cuyo mercado está asegurado ya que productores del norte y del centro del País se preocupan más en cosechar manzanas, uvas entre otros por la temporada decembrina, y solo en la Península de Yucatán se tendrá papaya para surtir la demanda nacional.

Así lo expresó Abelardo Pool Che quien es presidente de los productores de papaya maradol en este municipio, agregó que han sufrido para concretar el proyecto pero ahora está consolidado y se han convertido en uno de los principales surtidores de la fruta en todo el País.

Aunado a esto, en la parcela agrícola se generan fuentes de empleo directos e indirectos para cientos de familias para la siembra de la fruta, deshierbe y hasta para la cosecha que permite mejorar las condiciones de vida de las familias debido a que en esta zona son escasas las fuentes de empleo.