La pandemia afectó la capacidad para tomar decisiones bajo presión, problemas para establecer relaciones personales, bajo nivel de bienestar, dificultad para resistir a intentos de extorsión o soborno, así lo reveló un estudio de tendencias de comportamientos en personas durante la contingencia de COVID-19.

El estudio denominado Conductual Comparativo 2019-2020 de la empresa Intelab reveló que las personas que solicitan empleo presentan cambios en sus tendencias de comportamiento.

El comparativo incluyó a 16 mil personas que de marzo a mayo solicitaron empleo a Pymes de los sectores logística, industrial y financiero.

Se detectó que la capacidad de toma de decisiones se vio afectada a lo largo de un año entre 7 y 12%, dependiendo el sector solicitado.

También se vio afectada la capacidad para decidir bajo presión, pues hay mayor falta de asertividad y menos objetividad al juzgar las acciones propias.

De igual manera, la tendencia a confundir lo correcto con lo incorrecto aumentó de 66 a 70% en el sector industrial y de logística, y en el financiero se reportó mayor riesgo a la extorsión y soborno respecto al año pasado.

¿Estuviste envuelto en una situación complicada?