De acuerdo con los modelos matemáticos de la Universidad del Sur de Florida (USF) y la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) se prevé una significativa reducción de sargazo este año en las costas mexicanas.

El director técnico de la Red de Monitoreo del Sargazo en Cancún, Estaban Amaro Mauricio, comentó que una mancha dispersa de un conjunto de plantas denominadas talofita, de aproximadamente 100 kilómetros, llegará en marzo a las costas de Quintana Roo, lo que significa que el turismo se verá nuevamente afectado.

Se espera que disminuya en un 50 por ciento la macroalga sobre aguas del mar Caribe y el golfo de México, ya que durante el monitoreo de ambas instituciones indican que se experimentarán arribos “mínimos” de enero a febrero, aunque si el sargazo se llegara a desplazar hacia el oeste, siguiendo la corriente ecuatorial, el volumen podría aumentar en la primavera 2020.