Kantunilkin.- En peligro de extinción se encuentra la producción de miel de abeja sin aguijón ya que los productores prefieren trabajar a la abeja africanizada por dar más miel, aunque resulta ser más peligroso atenderlos.

En el municipio de Lázaro Cárdenas son pocos los productores que aún conservan a la abeja sin aguijón, conocido en maya como “cole cab“, ya que al año apenas se logran unos cuantos litros pero cuenta con propiedades medicinales al grado de curar hasta heridas en personas diabéticas.

En la comunidad de Tres Reyes, el productor Arsenio Nahuat señaló que existen varios tipos de abeja sin aguijón pero, lamentablemente, poco a poco se va perdiendo porque es poca la producción de miel que genera en comparación con la abeja africanizada.

Señaló que para trabajar con las africanas se tienen que utilizar trajes especiales para evitar la picadura mientras que las abejas sin aguijón no son peligrosas. “Hasta un niño lo puede trabajar pero no se les inculca el valor que tienen estas abejas propias de esta zona” indicó.