El “polvo del Sahara” que se prevé comience a entrar en México el día de hoy 23 de junio por la Península de Yucatán, ayudará al desarrollo de la flora en la región, sirve de fertilizante natural, abono para las plantas y ayudará a evitar catástrofes naturales.

El polvo que es arrastrado desde el norte de África que llega cada año provoca problemas de alergias y respiratorios, además este año se espera que provoque una temporada de estiaje extrema.

Antonio Morales Ocaña, meteorólogo de la Dirección Municipal de Protección Civil, comentó que el polvo del Sahara contiene hierro, calcio, fósforo, silicio y mercurio, que producen reacciones químicas con las propiedades del agua de mar y ayudan a evitar tsunamis o tornados acuáticos.

La escasa nubosidad, los atardeceres rojos y un día un poco gris son las características que podremos notar cuando el polvo africano ingrese al territorio.

Recomendaciones: mantener las entradas de aire cerradas, cubrir las fuentes de agua; las personas de riesgo deben usar mascarillas o cubrirse la nariz con un pañuelo húmedo y en caso de que sea necesario salir, usar lentes o cubrebocas.

 

Te podría interesar: EL AIRE QUE RESPIRAMOS NOS ESTÁ MATANDO