A bordo de un viaje en altamar político que ha durado interminables años, las figuras con cargos públicos han maltratado nuestros barcos, nos han cobrado impuestos excesivos, nos han prometido que lo dejarían de hacer pero el saqueo ha continuado.

Sin embargo, poco a poco hemos recobrado el sentido del orden, poco a poco han llegado a nuestras manos herramientas que ayudan a la captura de estos inquietantes personajes.

Hoy estamos de manteles largos, ha llegado la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos, un instrumento de revisión panóptica, en donde las cuentas o son claras o se cumplen condenas largas.

Consulta aquí la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos: http://bit.ly/2Dq1w75