Ante la decisión del gobierno de incluir a la industria automotriz a las actividades esenciales para reanudar operaciones en mayo, previa autorización de sus protocolos de salud, son las empresas Fiat Chrysler, Ford y BMW las primeras en reincorporarse a sus actividades.

Las empresas japonesas Nissan y Toyota anunciaron que su regreso será paulatino, mientras que Honda comenzó desde la semana pasada.

Como una fecha provisional para el regreso a la normalidad en su planta de trabajadores en Hermosillo, Ford estableció el 28 de mayo. Por su parte, Wolkswagen y Audi aún están a la espera de una autorización adicional por parte del gobierno de Puebla, lugar donde tienen sus fábricas y donde opera el 10% del millón de trabajadores con los que cuenta en el país.

La colocación de filtros a sanitarios en las entradas y salidas, uso de mascarillas y la reducción de volumen de empleados tanto en las fábricas como el en transporte que los lleve, son algunas de las medidas que se están adoptando.