¿La Democracia funciona?

¿O es sólo el medio ilusorio que permiten los actuales gobernantes para mantener el estatus quo? Tal vez, únicamente es cuestión de fe y exigencia por parte de la ciudadanía.

En el actual Quintana Roo pareciera que se ha destapado la moda de hacer bien las cosas en medida de los posible, es decir… que en materia de administración pública se han cumplido objetivos claros, como los procesos judiciales en contra de ex funcionarios o reestructuraciones inteligentes a las deudas municipales.

Las conclusiones quedan en garantía a los comportamientos de los nuevos dirigentes, y la vara con la que se ha medido últimamente, puede ser la misma para su medición.