Javier Burillo Azcárraga, empresario y acaudalado desarrollador urbano de hoteles y restaurantes de lujo en todo México, fue arrestado por el homicidio involuntario de su hijo de 11 años durante un paseo familiar en bote por la bahía.

De acuerdo con declaraciones del Jefe de Policía de Tiburón, San Francisco, Michael Cronin; las sospechas de homicidio son debido a operar la embarcación junto con sus dos hijos, bajo influjos del alcohol. 

Las investigaciones apuntan a que ambos hijos salieron lanados por la borda al momento en que el bote pegó contra una ola, Burillo los ayudó a subir nuevamente al bote y al llegar a tierra firme, el menor fue declarado muerto. 

Finalmente, la tarde del lunes, Burillo fue liberado tras pagar una fianza de 1 millón de dólares.