Covi, el jaguar que fue atropellado y rescatado hace ocho semanas en la comunidad de Álvaro Obregón, fue liberado en la Reserva de la Biósfera de Sian Ka’an.

Durante todo el tiempo que estuvo en recuperación se cuidó que conservara su conducta silvestre.

El jaguar atropellado se recuperó en el zoológico de Chetumal

El pasado 11 de junio, las autoridades recibieron una llamada por parte de los habitantes de la comunidad de Álvaro Obregón, quienes reportaron al jaguar atropellado.

A su recate acudió personal de la Profepa, del zoológico Payo Obispo, la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (PPA), así como el Instituto de Biodiversidad y Áreas Naturales de Quintana Roo (Ibanqroo).

Te podría interesar: TRÁFICO ILEGAL DE JAGUARES: ¿QUÉ TIENE QUE VER CHINA?

Luego de realizarse estudios médicos se determinó que Covi había sufrido golpes, laceraciones y una fractura de omóplato en una de sus extremidades delanteras.

Por lo tanto, se determinó que requeriría ocho semanas de recuperación y que pasaría ese tiempo en el zoológico de Chetumal.

Una vez recuperado, se le valoró para descartar secuelas que impidieran desenvolverse correctamente, mismas que se descartaron y se decretó que era factible que el ejemplar retornara a su hábitat.

Cabe señalar que en todo momento el equipo encargado de su monitoreo cuidó que Covi conservara su conducta silvestre.

Bienvenido a tu nuevo hogar

Respecto al lugar de su liberación, la Comisión de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) trabajó en coordinación con la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an. Se concluyó que el área cuenta con suficiente cobertura arbórea, cuerpos de agua, presas naturales y bajo conflicto con el ser humano.

De igual forma, se cuenta con el apoyo de la brigada comunitaria del ejido X-Hazil en la reserva forestal colindante con el Área Natural Protegida, quienes apoyarán en su vigilancia. Además, Alianza Nacional para la Conservación del Jaguar (ANCJ) le colocó un collar de rastreo.

Para su traslado, se construyó una caja transportadora especial que fue colocada en un vehículo climatizado para evitar golpes de calor.

Tras llegar al lugar de difícil acceso y de cargar la transportadora de Covi por más de 14.5 kilómetros, se procedió a su liberación.

¡Covi volvió a la naturaleza!

Te podría interesar: ¡EL TRÁFICO DE JAGUARES ESTÁ ACABANDO CON LA ESPECIE!