Jada Pinkett Smith vió su lucha contra la alopecia en el centro de atención, luego de que su esposo Will Smith tuvo un altercado con el comediante Chris Rock en respuesta a una broma que hizo sobre su cabeza rapada, en la pasada ceremonia de los Premios Óscar 2022.

Desde el 2018 Jada habló en sus redes sociales sobre el padecimiento que sufre. En un esfuerzo por romper el estigma en torno a la alopecia, comenzó a ser más abierta sobre su pérdida de cabello y la calvicie. 

“No he hablado mucho del tema. No me resulta sencillo. Tengo problemas de pérdida de pelo. Cuando empezó a suceder estaba aterrorizada. Fue una de las pocas ocasiones en mi vida en las que me puse a temblar de miedo. Estaba como ‘Oh, dios mío, ¿me estoy quedando calva?’ Por eso me corté el pelo y lo sigo cortando”.

Fue hasta el 2021 que la actriz compartió en su cuenta de Instagram una imagen con la cabeza totalmente rapada con el mensaje: “Mi alopecia y yo nos acabaremos haciendo amigas”.

La alopecia afecta al 2% de la población y a todos los grupos étnicos y raciales, tanto a hombres como a mujeres.

Te puede interesar: WILL SMITH AGREDIÓ A CHRIS ROCK POR BROMA HACIA JADA, EN LOS OSCARES 2022