La Secretaría de la Función Pública (SFP) ha iniciado una investigación de oficio contra Guillermo Ignacio García Alcocer, presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), por sospecha de conflicto de interés.

Mario Barreiro Castellanos, cuñado de García Alcocer, es el representante legal de tres empresas de hidrocarburos, petróleo y gas, las cuales han realizado transacciones millonarias que no corresponden a los bajos reportes presentados al Servició de Administración Tributaria. Además, a estas empresas se les otorgaron permisos por parte de la CRE que no fueron declarados.

También se encontró que Barreiro Castellanos realizo dos vuelos a Guatemala y nueve al Salvador, lo cual podría indicar lavado de dinero ya que es una de las tipologías mas importantes.

La investigación se ha abierto en la unidad de ética, integridad pública y prevención de conflicto de interés.

Fuente: www.forbes.com.mx