El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) ha informado que investigadores locales y extranjeros descubrieron en la ciudad de Tulum, en Quintana Roo, dos especies animales nuevas y el esqueleto de un perezoso terrestre gigante.

Con este hallazgo se contempla un total de 17 especies extintas y existentes encontradas durante la temporada de campo del Proyecto Arqueológico Subacuático Hoyo Negro, además de muestras de material orgánico, restos óseos de otros de animales que cayeron en la cueva inundada en el periodo del Pleistoceno Tardío.

El estudio y análisis de los restos que fueron encontrados en noviembre de 2019, permitirán conocer y enriquecer la información que se tiene respecto a cómo era el paleoclima en la región hace 10 mil años; así como la dieta y el patrón de movilidad de la fauna y megafauna, grupo al que pertenecía “Naia”, nombre que se otorgó al único esqueleto humano encontrado en el lugar.

Los investigadores también recuperaron restos óseos de tigre diente de sable, tapir, pecarí, cánido y tlacuache, fragmentos de carbón y una estalagmita.

¿Qué otros secretos esconderá la región?

 

Te podría interesar: DIEGO, LA TORTUGA QUE SALVÓ A SU ESPECIE, VUELVE A CASA DESPUÉS DE 87 AÑOS