Ya se viene el internet a siete comunidades de Bacalar que antes no tenían, ¡yupi!