La manifestación de al menos 100 trabajadores de Intelligencia México, empresa que mantenía la concesión de la basura en el municipio de Benito Juárez, terminó anoche con personas heridas, detenidas y basura incendiada en la avenida Tulum.

Esta situación generó un caos vial desde las 13:00 hasta las 20:00 horas, aproximadamente, cuando arribaron elementos de la Policía Municipal.

La idea era despegar la avenida Tulum, que los trabajadores mantenían bloqueada con los camiones de basura desde la avenida Uxmal, desde la altura de la terminal de autobuses ADO, hasta el Ayuntamiento.

Empleados de Intelligencia México denuncian represión

Sin embargo, la situación comenzó a tornarse violenta cuando los policías lanzaron gas lacrimógeno en contra de los manifestantes.

Te puede interesar: Es Quintana Roo el mayor generador de basura en el sureste: ONU

Gabriel Martínez, del área de Recursos Humanos de Intelligencia México, por ejemplo, dijo a Mar de Fondo que incluso lanzaron hasta piedras.

Agregó que otros más detenían a los trabajadores y los golpeaban con las macanas, lesionando a varios de ellos.

Tras la trifulca, al sitio arribaron paramédicos de la Cruz Roja, quienes atendieron a los lesionados, entre ellos el reportero Jorge Ugalde, que cubría la manifestación.

También llegaron Bomberos municipales, que apagaron las llamas de los montones de basura que los empleados derramaron e incendiaron sobre la avenida Tulum previamente.

Derechos humanos realizará recuento de agresiones

Armando Mendoza, segundo visitador general de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, dijo que realizarán un recuento de lesionados.

De acuerdo con el funcionario, hasta las 21:00 horas se desconocía el número total de violaciones cometidas.

Según dijo, solo lo sabrán analizando todas las coberturas de los medios de comunicación que documentaron la protesta.

¿Qué originó la manifestación?

La manifestación en contra del ayuntamiento de Benito Juárez se originó, debido a la falta de pago por parte de las autoridades hacia la compañía desde hace un mes y por la retención de sus unidades de recolección.

De acuerdo con los manifestantes, Intelligencia México consiguió un amparo que le permite seguir operando en Cancún.

Sin embargo, la compañía acusa que el ayuntamiento ha emprendido una cacería en contra de las unidades, propiedad de Carlos Canabal Ruíz, aseguraron.

De esta manera buscan impedir que la empresa continúe con sus labores y así puedan resarcir la concesión definitivamente y dársela a Red Ambiental.

“Nos están cazando, una unidad diaria es detenida por el ayuntamiento y nos impiden realizar nuestro trabajo y no nos pagan”, apuntó otro empleado.

Toda esta situación afecta directamente a por lo menos 450 trabajadores de Intelligencia México, quienes llevan un mes sin cobrar su salario.

Hasta antes de las 11:30 de este martes, la presidenta municipal de Cancún, Mara Lezama Espinoza no había emitido alguna declaración al respecto.

Te puede interesar: Isla Mujeres, al borde de un colapso por tiradero de basura a cielo abierto