La nueva colección “Resort 2020” de Carolina Herrera ha destapado el escándalo en materia de propiedad intelectual dentro de nuestro país, lo cual ha generado cartas en el asunto por parte del Gobierno, donde se cuestiona fuertemente la autenticidad de los diseños a la casa Herrera.

Resort 2020 exhibe alta costura, pero con detalles característicos de las culturas indígenas latinoamericanas, involucradas la mexicana. Es por eso que el Estado exige a la marca que explique públicamente sus justificaciones intelectuales de uso para el diseño de la colección, ya que en alegato, estos rasgos o expresiones indígenas han sido ampliamente documentado a lo largo de la historia.

A la fiebre de la conversación se ha sumado el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), quien ha manifestado la creación de una plataforma de registro de patrimonio Cultural y Mercado, la cual ayudará supuestamente a la documentación intelectual eficiente de las creaciones indígenas en México.

Como antecedente, cabe destacar que esta no es la primera vez que pasa esto, ya que otras marcas como Zara, Mango e Isabel Marant han hecho lo mismo, con lo que en su momento destapó nuevas leyes como lo fue la Salvaguarda de los Conocimientos, Cultura e Identidad de los Pueblos Indígenas y Afromexicanos, la cual se enfoca en precisamente proteger los diseños tradicionales de México.