Cozumel.- La Sociedad Cooperativa de Transporte “Andrés Quintana Roo” reportó una disminución de hasta el 50 por ciento de ingresos, luego del ingreso de una nueva empresa con placas federales que brinda el servicio dentro del aeropuerto internacional de Cozumel.

El Tesorero de esta asociación, Iván González, reconoció que la caída de las ganancias también se debió al recorte de unidades que tuvieron que realizar como parte de las solicitudes que emitió el Grupo Aeroportuario del Surueste (Asur), para que pudieran mantenerse laborando dentro el recinto.

Aseguró que la poca conectividad aérea que hay en la isla, por la temporada baja, provoca que las operaciones entren prácticamente en receso ya que no les resulta redituable, aunque los concesionarios y dueños aprovechan para hacer reparaciones en las unidades.

Por lo tanto, declaró que este gremio se encuentra debilitado por la entrada de nuevas empresas de transporte vehicular en la isla, por lo que se están planificando estrategias que puedan beneficiar a cada uno de los socios de la cooperativa de transporte.