Las infodemias son peligrosas para la sociedad: son capaces de infectar a las personas y provocar su muerte, de acuerdo con una investigación publicada en The American Journal of Tropical Medicine and Hygiene

Un grupo internacional de investigadores analizó las redes sociales y los sitios web de noticias entre el 31 de diciembre de 2019 al 5 de abril de 2020.

Los expertos identificaron 2,311 informes de rumores, estigmas y teorías de conspiración en 25 idiomas de 87 países.

La información estaba relacionadas con enfermedad, transmisión y mortalidad (24%), medidas de control (21%), tratamiento y curación (19%), causa de la enfermedad, incluido el origen (15%), violencia (1%) y diversos (20%).

La desinformación puede tener implicaciones potencialmente graves para el individuo y la comunidad si se prioriza sobre las pautas basadas en la evidencia.

Por ejemplo, uno de los rumores sobre el COVID-19 afirmaba que consumir alcohol altamente concretado era capaz de desinfectar el cuerpo y matar el virus.

“Tras esta desinformación, aproximadamente 800 personas murieron, mientras que 5,876 fueron hospitalizadas y 60 desarrollaron ceguera completa después de beber metanol”, explica el documento.

La infodemia no solo esparce curas falsas, también desinforma sobre los orígenes del coronavirus y cómo se puede contraer.

Recuerda que la información falsa circula en sitios web y redes sociales de acceso público.

¡Antes de creer en algo que veas en internet, consúltalo con un experto!