Aunque científicos afirman que algunos animales pueden transmitir virus a los humanos, en algunos mercados de la isla indonesia de Célebes continúan vendiendo animales salvajes para consumo personal.

Pese a que los defensores de animales llevan varios años solicitando el cierre de este tipo de negocios, el mercado más grande de Célebes, el de Tomohon, es el más conocido por la venta de murciélagos, serpientes, ratas silvestres, perros y gatos para el consumo de su carne.

Las campañas de la ONG tiene como objetivo principal preservar las especies protegidas pero también alertar el riesgo de que los animales sean portadores de virus como el SARS-CoV-2, causante de la actual pandemia.

Es importante mencionar que el Gobierno de Indonesia prohíbe la caza y consumo de animales salvajes protegidos, pero no tiene regulado la venta de otro tipo de especies silvestres en mercados como el de Tomohon.