Aproximadamente, 10 apiarios ubicados en la “Ruta de las Iglesias” de la Zona Maya fueron consumidos por el fuego ocasionado por incendios forestales, los cuales alcanzaron 50 hectáreas de selva.

De acuerdo a el líder de la comunidad Sacala, Briceño Castillo, es la primera vez que el fuego afecta a la producción apícola del poblado, lo que hace prever escasez del dulce.

Ahora agregó, los apiarios que no resultaron quemados serán “alimentados” con azúcar, a fin de alentar la producción y reducir el déficit que se esperan por los efectos de estos incendios.