Tomás Sánchez Cabrera, encargado del despacho de la Comisión Nacional Forestal (Conafor) en Quintana Roo, confirmó que son incendios activos los que afectan a más de 230 hectáreas en los municipios de Othón P. Blanco y Bacalar.

Siendo que para estas mismas fechas, pero del 2018 se tenían mil 572 hectáreas afectadas por diversos incendios.

Comentó que se trabaja en regular el uso del fuego agrícolas y pecuarias, debido a que se tienen áreas forestales que están siendo utilizadas para programas de manejo con vigilancia en nuestro estado.

Por ello, es que hizo la invitación a la población en general y a los sectores agrarios para que tengan cuidado con el manejo del fuego, y advirtió que es necesario que se cuide el medio ambiente, sobre todo en temporada de altas temperaturas para que no se generen nuevos incendios, ya que es difícil controlarlos.