La directora de Programas de la Reserva de la Biósfera, Liliana García Ramírez, señala que actividades como la caza ha sido una práctica tradicional que data de generaciones, así como la roza y tumba en el área deben de hacerse con conciencia y cuidado, de lo contrario, generan incendios.  

Ya son 13 días desde que inició el incendio en la Reserva de Sian Ka´an, consumiendo cerca de 3 mil hectáreas de sabana, sin embargo, ya existe un control visible y hay que conservar este ecosistema.