Según el estudio, un “indicador aceptable” debería estar por debajo del 30%, ¡algunos estados de México superan el 95%!