Al menos cuatro de las 15 gubernaturas renovadas durante las elecciones del 6 de junio serán impugnadas por los partidos políticos.

Esto pasará en los estados de Campeche, Guerrero, San Luis Potosí y Sinaloa, donde los partidos de oposición llevarán la elección a tribunales.

Esto luego de que quienes perdieran, aseguraran que las votaciones estuvieron manchadas de irregularidades, como la compra de votos.

En el caso de Campeche, por ejemplo, serán los partidos de la colación PAN-PRI-PRD, quienes impugnen el triunfo de Morena, con Layda Sansores.

Te puede interesar: Morena y PAN definirán a nueva alcaldesa de Solidaridad en tribunales

De acuerdo con el candidato de dicha alianza, Christian Castro, quien obtuvo el tercer lugar en los comicios, Sansores incurrió en irregularidades tales como la compra de votos.

Mientras que en Guerrero, donde también ganó Morena y su coalición “Juntos Haremos Historia”, serán el PRI y PRD los que impugnarán.

En este caso, según los dirigentes de los organismos, será por graves afectaciones al principio de equidad.

Pero también ante la falta de certeza por parte del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Guerrero.

En San Luis Potosí también habrá impugnaciones por parte del PAN-PRI-PRD y Conciencia Ciudadana, éste último un partido local, contra Ricardo Gallardo, candidato electo por el Verde Ecologista de México (PVEM).

La oposición acusó a Gallardo de exceder los límites permitidos de campaña, entre otras irregularidades.

Por último, en Sinaloa, fue el aspirante del PRI, Mario Zamora, quien impugnó ante el tribunal local los resultados, pero fue a título personal.

En ese estado, quien resultó ganador fue Rubén Rocha Moya, también de la coalición “Juntos Haremos Historia”.

¿Es posible impugnar gubernaturas?

Sobre si es posible impugnar estas gubernaturas, en el caso de Guerrero, Campeche y San Luis Potosí sí se cumple una de las causales para echar abajo los comicios:

Que exista una diferencia menor al 5% entre el ganador y el segundo lugar, tal como pasó en esas entidades; en Sinaloa no, pues hubo 20 puntos de ventaja.

Sin embargo, para anular los comicios debe haber otras causales como exceso de gastos de campaña o compra de votos, por citar las más relevantes.

Te puede interesar: Delitos electorales más comunes durante todo el proceso de elecciones