Felipe Carrillo Puerto.- “1.8 Millones de personas en Latinoamérica sufren algún delito y al menos un 98% es constituido por mujeres y niños que son víctimas de trata sexual”, así se informó durante la conmemoración del Día Internacional de la Lucha contra la Explotación Sexual, Tráfico de mujeres, niñas y niños, que se llevó a cabo la mañana del lunes pasado en las instalaciones del CIAM.

El sistema municipal para el Desarrollo Integral de la Familia DIF, en coordinación con la campaña Corazón Azul, conmemoró esta importante fecha con la impartición de un taller de sensibilización dirigido a elementos de seguridad pública de esta ciudad titulado “¿A dónde nos dirigimos?”, con el objetivo de concientizar a los gobiernos y a la sociedad sobre las consecuencias de dichos actos que afectan a las poblaciones de todo el mundo.

La presidenta honoraria del DIF municipal, María Elena Vargas Dávila, asistió a esta actividad y al hacer uso de la palabra señaló que las acciones implementadas por los gobiernos y las organizaciones que busquen erradicar los delitos deben ser caracterizadas por buenos valores, que tengan como base principal el amor.

“Buscamos un municipio limpio y sano, con familias unidas y donde las autoridades estén al pendiente de estas problemáticas que atentan contra el bienestar de los carrilloportenses. Que predomine el amor, la armonía, la generosidad y la solidaridad”, dijo.

Por su parte el director del DIF, Erick Alcocer Angulo, dijo que es fundamental promover la cultura de la denuncia desde el hogar. “Trabajando en conjunto sociedad y los tres niveles de gobierno se logrará generar cambios significativos para nuestra sociedad y para el bienestar de las futuras generaciones de nuestro municipio”, agregó.

A esta actividad asistieron elementos de seguridad pública de esta ciudad, así como el coordinador del Programa de Atención a Menores y Adolescentes en Riesgo (PAMAR), Alan Aguilar Aguilar, el director de tránsito municipal, Ignacio Caamal Chi y el director de Seguridad Publica Tránsito y Bomberos, Lorenzo Hau Chuc.