La extracción del heno y musgo que se utiliza para los nacimientos tiene un alto impacto ecológico. Estas plantas ayudan a disminuir la contaminación ambiental y son el material de construcción de nidos de muchas aves.