Tal parece que a la población le importa muy poco su salud y la de los demás. Tras el cambio a color amarillo en el semáforo epidemiológico, la apertura de las playas no se hizo esperar y aunque las autoridades dijeron que el acceso se realizaría bajo estricto control sanitario, las personas ignoran las medidas sanitarias.  

En plena reapertura, personas ignoran las medidas sanitarias

A dos semanas de que Cancún comenzara con la reapertura de sus playas, los bañistas han sido vistos disfrutando de los litorales sin preocupación alguna y abandonando las medidas sanitarias.

El uso de cubrebocas y la sana distancia ya no son una preocupación. De igual forma, una de las reglas anunciadas fue que no se permitiría el ingreso con bebidas alcohólicas y alimentos. Sin embargo, la gran mayoría de las personas han ingresado con hieleras llenas y botanas.

Incluso, restaurantes a la orilla de la playa son participes de estas violaciones a las medidas de sanidad. Pues, carecen de protocolos como aforo máximo y separación entre mesas.

Además, la presencia de inspectores que vigilen el cumplimiento de las medidas sanitarias es nula.

Te podría interesar: ¿POR QUÉ PLAYA NORTE ES UNA DE LAS PLAYAS MÁS BONITAS DE MÉXICO Y EL MUNDO?

Personas abarrotan las playas

Una de las playas que fue abierta el pasado fin de semana fue Isla Blanca, en ella se permite un aforo de 400 personas en tan sólo dos kilómetros de playa.

Si bien, esto representó luz verde para los establecimientos que se encuentran en el lugar, las personas ingresaron sin cubrebocas.

Con un aforo del 60 por ciento, los visitantes en ningún momento respetaron las medidas sanitarias impuestas por las autoridades.

De seguir al ritmo y con las violaciones a los protocolos de salud, probablemente el estado retroceda en el semáforo epidemiológico.

¿Qué opinas?

Te podría interesar: CONOCE EL PROTOCOLO PARA VISITAR LAS PLAYAS DE CANCÚN