Kantunilkín.- Enclavados en la espesura de la selva maya de Quintana Roo se encuentran restos de una antigua iglesia franciscana, que datan del año 400 d.C. y que no ha sido explotada para el turismo, lo cual detonaría la economía de la comunidad de Guadalupe Victoria.

Además de las iglesias, existen cenotes, grutas y ruinas arqueológicas que corren el riesgo de ser “devoradas” por el bosque.  

Antigua iglesia franciscana

Samuel Chooc Chimal relató que para poder llegar en la iglesia franciscana es necesario adentrarse en la selva más de un kilómetro, haciendo muy difícil el recorrido. Sobretodo porque existen árboles derribados por el paso del huracán Delta, pero, afortunadamente, lo que queda de la iglesia no sufrió daño alguno. 

Se ubica en la comunidad de Guadalupe Victoria, a una distancia de solo 5 kilómetros. “No solo es eso, existen ruinas arqueológicas, cenotes y grutas que se podrían aprovechar turísticamente”, señaló.

iglesia-franciscana-detonar-turismo

Iglesias abandonadas serían detonante turístico

Choc Chimal señaló que las autoridades de Turismo deben tomar en cuenta estas importantes bellezas naturales para detonar la economía no solo de Guadalupe Victoria, sino de toda la zona donde se encuentran al menos seis poblaciones que dependen -principalmente- de la agricultura y de la producción de carbón. Las cuales, obviamente, obtienen pocas ganancias para mantener a sus familias 

Finalmente, señaló que las autoridades de los tres niveles de gobierno del sector turístico no han mostrado interés por explotar estas bellezas naturales en riesgo de ser devoradas por la selva y que representan el pasado histórico de comunidades de la zona sur del municipio. 

¿Qué opinas?

Te recomendamos: CON MEDIDAS SANITARIAS, PODRÁN VISITAR LOS PANTEONES DE KANTUNILKÍN