Cozumel.- La comunidad católica ya podrá asistir a las misas presenciales que se reanudarán a partir de este fin de semana, únicamente con el 30 por ciento de la capacidad del inmueble.

El párroco de la iglesia Guadalupe, Juan José Soto Castro, explicó que se retomarán las celebraciones eucarísticas con las medidas de prevención establecidas.

Destacó que al pasar los municipios del norte de Quintana Roo a fase naranja del semáforo estatal complementario al federal el pasado lunes 8 de junio, se da la oportunidad de que se reactiven las actividades religiosas.

Soto Castro puntualizó que para que una persona pueda ingresar a la iglesia, deberá tener el cubrebocas y en la entrada se les podrá gel antibacterial. El recinto será desinfectado al término de cada misa.

De igual manera señaló que se sentarán dos personas por banca, dejando un espacio libre, y la comunión se recibirá en las manos. En caso de no acatar las medidas, será cancelada la celebración.

,