Los humedales y las zonas de manglares del estado de Quintana Roo han sido afectados a causa de la lucha por ganar espacios para desarrollos habitacionales y tiraderos de basura.

Francisco Abarca González, director del Programa Internacional de la Secretaría de Vida Silvestre en el Estado de Arizona, ha alertado sobre la afectación y dijo que especialistas se encuentran realizando una evaluación para conocer con precisión el impacto negativo que tiene el estado. También pidió a las autoridades concientizar a la ciudadanía.

Los humedales son de gran importancia para mantener el equilibrio ecológico y para satisfacer diversas necesidades humanas. A nivel nacional, estas áreas se encuentran afectadas en un 65 por ciento.