Ante la baja afluencia de turistas, algunas cadenas hoteleras de Cancún cerrarán sus establecimientos  y concentrarán a sus huéspedes y colaboradores en una sola propiedad.

Las cadenas como Riu, Iberoestar y Oasis cerraron algunos de sus centros de hospedaje con el fin de mantenerse a flote, debido a que el color naranja del Semáforo Epidemiológico de Quintana Roo no les permite tener mayor ocupación y no pueden solventar los gastos de operación de todos sus hoteles.

Actualmente la ocupación hotelera en la Zona Norte se ubica entre 20 y 25 por ciento, mientras que en la Zona Sur se mantiene entre 10 y 15 por ciento.

Por otro lado, la falta de empleo en Quintana Roo está obligando a los trabajadores del turismo y la construcción a dormir en la calle y a comer en comedores comunitarios.

La reactivación económica colocó a Cancún entre los dos primeros destinos con mayores defunciones y casos activos de COVID-19, junto a Acapulco y Veracruz, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud federal dados a conocer a través de la Dirección General de Epidemiología (DGE).

Desde la apertura, las cifras de positivos acumulados se han elevado de 1,529 casos a 3,633 en Benito Juárez.

¿Qué opinas?

 

Te podría interesar: Confirman Ironman 2020 en Cozumel, será en septiembre y noviembre