¿Deberían pagarte por la luz? El home office o teletrabajo se estableció como medida alternativa para evitar la propagación del virus SARS-CoV-2 en el mundo.

La pandemia de COVID-19 ha obligado a que decenas de millones de personas laboren a distancia, de manera indefinida hasta que exista una vacuna o cura para el virus.

Sin embargo, para muchos, los gastos en el hogar se han incrementado. Por ejemplo en la luz, el café y el papel higiénico, pues trabajar desde casa hace que utilicemos los recursos propios en lugar que los del trabajo.

Entonces, ¿quién debería pagar por ellos?

Home office incrementa gastos en el hogar

El Gobierno Holandés resolvió que deben ser los empleadores quienes deberán cubrir los gastos de energía eléctrica, gas, agua, papel higiénico, té, así como los costos materiales (escritorio, silla y papelería) en la modalidad de trabajo home office.

Gabrielle Bettonville, de la institución de finanzas familiares NIBUD, la cual es financiada por el gobierno holandés, investigó los costos adicionales del trabajo remoto.

“Hemos calculado literalmente cuántas cucharaditas se consumen en un hogar promedio, por lo que a partir de ahí no es tan difícil establecer los costos”, señaló Bettonville.

La investigación concluyó que los empleadores deben pagar en promedio dos euros (2.40 dólares) por jornada laboral.

Cabe resaltar que los empleadores no cubren el costo de muebles, computadora, teléfono u otros equipos tecnológicos, por lo que la cifra promedio pudiera incrementar.

Home-office-pagarte-por-la-luz

¿Se aplicará en otros países?

Otros países también están tomando medidas para adaptarse a la nueva realidad de trabajo desde casa.

Por ejemplo, en Reino Unido se ha considerado deducir impuestos para equipos de trabajo comprados durante la pandemia. En Francia quedó prohibido enviar correos electrónicos fuera de horario laboral. Y en Alemania se debate sobre un proyecto de ley a favor de los derechos de los trabajadores remotos.

Y en México, ¿cuándo se va aplicar?

Te recomendamos: ¿CUÁLES SON LOS SALARIOS MÍNIMOS MÁS ALTOS DEL MUNDO?