La cuarentena nos está enseñando lo maravillosa que es la naturaleza y lo peligrosos que podemos ser para las especies. Así como en muchos lugares del estado se han avistado diferentes animales, está vez fueron las playas del Holbox las visitadas por especies que hace mucho no se veían tan cerca.

Mantarrayas gigantes, delfines y aves se han visto disfrutando del espacio que hoy se encuentra libre de presencia humana, además se espera muy pronto el avistamiento de tortugas carey.

Así es como la naturaleza nos sorprende y agradece el confinamiento.