En la isla de Holbox, empresarios y ejidatarios promovieron más de 20 amparos para fraccionar la Isla Grande con un mega proyecto de 21 mil cuartos.

Respecto a lo sucedido, en voz de la directora de sureste regional, María Pilar Diez-Hidalgo Casanovas, que expuso una lectura del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) con el fin de defender el Programa de Manejo; “la voracidad y ambición puede más que la preservación del medio ambiente”.

“Son más de 20, sí, pero creo que lo más importante es que finalmente metimos escritos como terceros interesados, sólo en cinco porque es muy difícil de manejar tantos al mismo tiempo. Porque lo que hicieron los empresarios nuevos, fue comprar; o sea, compraron en 2014, los nuevos ejidos antes eran nada más el Holbox. Se dividió en cuatro ejidos, incluso uno se llama Península, como Grupo Península, que son los de Bepensa”, mencionó la activista María Pilar.

Diez-Hidalgo Casanovas añadió que las playas de Holbox son el principal lugar de anidación de cuatro tortugas en peligro de extinción: carey, verde, caguama y laúd, así como especies terrestres en peligro de extinción como el jaguar; además, los manglares y pastos marinos de Yum Balam evitan la fuga de 38.5 millones de toneladas de bióxido de carbono (CO2), equivalentes a la emisión de gases de efecto invernadero de 9.4 millones de mexicanos.

Cabe mencionar que en el Programa de Manejo se debe garantizar la protección, conservación, desarrollo sustentable y regulación de las actividades turísticas de este paraíso natural con más de 154,052 hectáreas. Además busca evitar el desarrollo urbano desordenado, nuevos centros de población, deforestación, cambios de uso del suelo, acumulación de basura, introducir especies exóticas que se tornen invasoras o ferales, contaminación del mar, acuíferos y tierras que afectan y ponen en riesgo a los habitantes, los ecosistemas y las especies silvestres de esta Área Natural Protegida (ANP).

En conclusión, la propia gente local es la que está atentando y acabando con la isla, al denunciar que se trata de dueños de inmuebles conocidos en la isla, debido que tienen propiedades con hasta cuatro o más funciones simultáneas: casa, hotel, tienda, restaurante y rentadora de carritos de golf.