El hallazgo de más de mil cadáveres en Canadá ha envuelto a este país en un escándalo internacional que ha frenado, la celebración patriótica más importante del país.

Se trata de cadáveres, algunos infantes indígenas, enterrados en la antigua residencia escolar de Kamloops y otras más ubicadas por el grupo indígena tk’emlúps te secwépemc.

Está situación ha ocasionado trifulcas en Canadá, sobre todo contra el “colonialismo”.

Las protestas culminaron con las estatuas de la reina Isabel II y la reina Victoria derribadas tras los sombríos hallazgos.

Esto es lo que se sabe de los cadáveres hallados en Canadá

En mayo, la jefa de Tk’emlúps te Secwépemc, Rosanne Casimir, anunció que se habían encontrado los restos de 215 niños.

Los hallazgos fueron hechos cerca de la ciudad de Kamloops en el sur de la Columbia Británica (BC).

Te puede interesar: EU y Canadá imponen nuevas restricciones que afectan al Caribe mexicano

Se cree que algunos de los cadáveres encontrados en Canadá son de niños de hasta tres años.

Todos los cuerpos pertenecían a estudiantes de la Kamloops Indian Residential School, la institución más grande de este tipo en el sistema de escuelas residenciales canadiense.

Los restos habían sido confirmados días antes con la ayuda de tecnología de radar de penetración terrestre, luego del trabajo preliminar para identificar los sitios de enterramiento a principios de la década de 2000.

“Lamentablemente, sabemos que muchos más niños están desaparecidos”, dijo el jefe Casimir en un comunicado.

Miles de niños murieron en escuelas residenciales y sus cuerpos rara vez regresaban a casa. Muchos fueron enterrados en tumbas abandonadas.

Cada vez se encuentran más restos

En junio, la Primera Nación Cowessess en Saskatchewan anunció que había encontrado 751 tumbas sin marcar después de una investigación similar, el mayor descubrimiento de este tipo hasta la fecha.

Los restos fueron encontrados cerca de la antigua Escuela Residencial Indígena Marieval, que operó desde 1899 en 1996 bajo el control de la Iglesia Católica Romana.

Aún no se ha determinado si todas las tumbas sin marcar pertenecían a niños. Los equipos técnicos continuarán la investigación para proporcionar números verificados.

El jefe de Cowessess, Cadmus Delorme, enfatizó que el descubrimiento fue de tumbas sin marcar, no de un sitio de fosas comunes.

Sugirió que la Iglesia Católica pudo haber eliminado las lápidas en algún momento de la década de 1960.

Una semana después, la Lower Kootenay Band, perteneciente a la tribu amerindia Ktunaxa, dijo que se habían encontrado los restos de otras 182 personas cerca de los terrenos de la antigua Escuela St. Eugene’s Mission, operada por la Iglesia Católica desde 1912 hasta principios de la década de 1970.

Algunos restos fueron encontrados en tumbas poco profundas, dijo la organización indígena en un comunicado.

Hasta el día de hoy no existe una imagen completa del número de niños que murieron en las escuelas residenciales, las circunstancias de sus muertes o dónde están enterrados.

Esfuerzos como los de la Primera Nación Tk’emlúps te Secwépemc y la Primera Nación Cowessess están ayudando a reconstruir parte de esa historia.

Te puede interesar ¿Sin trabajo? Canadá oferta vacantes con sueldo de 109 mil pesos mensuales