Kantunilkín.- Ante el corte de servicio eléctrico a decenas de viviendas por falta de pago en esta contingencia sanitaria, enardecidos habitantes del puerto de Chiquilá retienen a dos empleados y una camioneta de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que llegaron con la intención de realizar más cortes de energía.

Cerca del mediodía del jueves pasado, los empleados fueron abordados por una multitud de enardecidos habitantes del puerto ya que argumentaron que ante la contingencia sanitaria no tienen fuentes de empleo y, obviamente, dinero para poder pagar los recibos de energía eléctrica los cuales no tuvieron descuento alguno.

Luego de horas de negociaciones y llamadas, vía telefónica les informaron a los habitantes de la comunidad que el próximo miércoles llegará un responsable de Mérida, Yucatán, para realizar convenios con los habitantes, en tanto se llegó a una prórroga evitando los cortes en las viviendas.

En este sentido, el alcalde de la comunidad Valerio Domínguez Mayoral lamentó la actitud de la CFE debido a que el 90 por ciento de los habitantes dependen del turismo y de la pesca, pero desde que inicio la cuarentena se han quedado sin trabajo y, por consiguiente, no pueden cubrir estas y otras necesidades.