A pesar de que aun, instituciones no gubernamentales y diversos ciudadanos pelean por que no sea así, la Guardia Nacional es ya un hecho en nuestro país y funge como la máxima esperanza que tiene el presidente para enfrentar al crimen organizado. 

¿Será?