La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, expulsó a la embajadora de México, María Teresa Mercado, así como a la encargada de Negocios y al cónsul de España, a causa del incidente en la delegación mexicana en La Paz.

El Gobierno de Bolivia declaró persona “non grata” a la embajadora mexicana y dio 72 horas a para que María Teresa y diplomáticos españoles abandonen el país.

Áñez tomó la decisión después de los acontecimientos ocurridos el viernes pasado, se cree que comenzó por un mal entendido; de acuerdo con la SRE, la embajadora María Teresa Mercado recibió la visita de dos diplomáticos españoles, en donde el problema se dio cuando la policía boliviana intentó restringir el paso de los vehículos del equipo diplomático español.

Puesto que, Jeanine señaló como encapuchados a los acompañantes de los diplomáticos españoles que intentaron ingresar a la Embajada de manera sospechosa y sin identificarse, por lo que se cree que pudieron haber llegado a la Embajada con el fin de llevarse a los ex funcionarios de Evo asilados por México.

A través de su cuenta de Twitter, Jeanine Áñez dijo que se aplicó la Convención de Viena “ante los hechos sucedidos en días pasados en la embajada de México”

La relación diplomática México-Bolivia se vio afectada y se ha ido deteriorando luego de que el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador le brindó asilo político en noviembre al expresidente Evo Morales, quien renunció a su cargo a inicios de noviembre tras ser presionado por las fuerzas armadas de su país.

Por lo pronto, Marcelo Ebrard, titular de la SRE, anunció que, Ana Luisa Vallejo es la actual jefa de Cancillería de la Misión, y la embajada de México en Bolivia continúa operando con normalidad.