Luego de que muchos gobernados de distintos estados han buscado abrir sus industrias para reactivar la economía local, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez, criticó a los dirigentes que han implementado sus propios semáforos para el desconfinamiento y el regreso a la “nueva normalidad”.

Durante una conferencia de prensa virtual, argumentó que los gobiernos estatales pueden determinar medidas específicas para el regreso a la normalidad, pero tendrán que coordinarse con el gobierno federal y ajustarse al semáforo emitido por la Secretaría de Salud, en el que dependiendo el nivel de contagios, se permitirá el desconfinamiento gradualmente por estados y municipios.

“El semáforo debe ser federal, no podemos tener consideraciones de semáforos locales porque entonces sería una descoordinación total en nuestro país, que cada quien tiene su propio semáforo, cada quien abre cuando quiere, cada quien cierra cuando quiere. ¡No! Tenemos que tener una coordinación federal, y ahí en el diálogo con los señores Gobernadores, la Gobernadora (de Sonora), y con la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, para que todos vayamos en la misma gradualidad y en la misma nueva normalidad realizando conjuntamente las aperturas de las industrias y de las empresas”, manifestó.