Enrique Alfaro, gobernador del estado de Jalisco, ha declarado que las personas que están detrás de los disturbios en la manifestación por el asesinato de Giovanni López, son infiltrados que reciben órdenes desde la Cuidad de México, específicamente desde “los sótanos del poder”.

A través de un comunicado pidió al presidente de la República “que le diga a su gente y a su partido que ojalá estén midiendo lo que están haciendo” y los responsabilizó de todo lo que está aconteciendo en el país.

Recalcó que los manifestantes “no son de Jalisco, ni de Guadalajara”, que detrás de todo existen mentiras que se irán destapando y que las verdaderas intenciones quedarán en evidencia.

Además, dio a conocer que como saldo de las manifestaciones resultaron heridos seis policías, tres patrullas incendiadas y 26 detenidos.

¿Qué opinas de esta declaración?