Cada temporada del año trae consigo un grupo de frutas y verduras sanas y ricas, que por sus propiedades aportan los nutrientes necesarios con los que el cuerpo se prepara para el cambio de temperatura propio de cada estación.

Muchas de las frutas y verduras de esta temporada otoño-invierno nos aportan pigmentos con acción antioxidante que contribuyen a que nuestro sistema inmunitario esté en buenas condiciones y por lo tanto prevenir enfermedades como la influenza.

Así que con esto podemos decir adiós a los melones y sandías, y recibir con los brazos abiertos a las granadas y calabazas.

Frutas y verduras

Mientras que durante la primavera y el verano se pueden disfrutar las frutas y verduras en fresco, los de la temporada de otoño e invierno se pueden degustar en ricos caldos, guisados o calientitas sopas.

Pues durante el otoño, los días empiezan a ser más cortos (por el cambio de horario) y más frescos debido a la presencia frecuente de lluvia.

Algunas frutas son propias de esta temporada, podemos disfrutar de granada, mandarina, higo, uva, manzana, pera, tejocote, durazno, arándanos y frutos secos. 

Frutas-y-verduras-otoño-invierno

Entre las verduras características de otoño-invierno encontramos: berenjenas, chícharos, calabaza, pimientos, coliflor, ejotes, rábanos y zanahorias, entre otros.

Frutas-y-verduras-otoño-invierno

Cabe mencionar que la producción del sector hortofrutícola de México es lo suficiente buena, por lo que coloca a México como el séptimo productor mundial de frutas y hortalizas, con un total de 32 millones de toneladas anuales.

Recomendación adecuada de ingesta

Cabe mencionar que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la ingesta de un mínimo de 400 gramos diarios de frutas y verduras.

Esto se traduce en un consumo de, al menos, cinco piezas de frutas y verduras al día, lo que corresponde a tres piezas de fruta y dos de verdura.

¿Qué opinas?

Te recomendamos: 6 DICHOS MEXICANOS QUE SE RELACIONAN CON NUESTRO AMOR A LA COMIDA